Árbol navideño con papel reciclado

Haz que tu hogar brille con este mini árbol navideño con papel reciclado. Puedes encontrar manualidades para hacer árboles de Navidad en muchas formas y tamaños. En esta ocasión nos vamos a centrar en este pequeño tesoro. Este es un árbol fantástico y alegrará cualquier habitación.

En este artículo aprenderás a hacer un mini árbol navideño que destacará entre un mar de decoraciones. Este es el objeto perfecto para colocar en un escritorio o en el comedor durante la temporada navideña. Da igual si no tienes mucho espacio en casa, este árbol se adapta a cualquier espacio.

Materiales necesarios para hacer un árbol navideño con papel reciclado

  • Mucho papel de periódico o de revista
  • Spray adhesivo
  • Pintura acrílica en spray del color que prefieras
  • Pincho de madera o un clavo largo
  • Base (puedes usar la mitad de una bola de espuma, un soporte de madera o uno de arcilla polimérica)
  • Fieltro
  • Punzón
  • Sal
  • Polvo de perlas
  • Estrella de papel
  • Tijeras

Procedimiento

Para esta manualidad tienes que cortar muchos cuadrados de papel desde 14 cm a 3 cm. Este es el paso que quizá lleve más tiempo. Si tienes una guillotina podrás hacerlo más rápido.

Primero necesitarás construir una base para tu árbol. La base debe ser lo suficientemente grande y pesada para soportar el peso del papel. Para ello, corta por la mitad la bola de espuma para construir la base. Para que quede más bonita, puedes pintar la base. Luego inserta el pincho de madera en el medio. Cuando hagas el agujero, puedes poner un poco de pegamento en el agujero y volver a colocar el pincho. De esa manera te aseguras que no se desprenda el pincho de la base.

Ahora tienes que doblar todos los cuadrados de papel por la mitad y luego por la mitad para determinar el centro. Hecho esto, haz el agujero con el punzón en el centro.

Una vez que la base esté lista y el papel esté doblado y perforado, puedes comenzar a montar tu árbol navideño con papel reciclado.

Empieza por los cuadrados más grandes. Enhebra cuadrados y gíralos. Puedes poner trozos pequeños en medio de algunos grandes para que el árbol esté aireado. Sigue montando el árbol hasta llegar a los cuadrados más pequeños.

Si quieres darle un toque más distinguido, cúbrelo con un poco de pintura en spray. Luego rocíalo con un poco de spray adhesivo y antes de que se seque, esparce un poco de sal. Sacude el exceso de sal después de que el pegamento esté seco.

Cubre de nuevo el árbol con pegamento y decóralo con polvo de perlas. Para finalizar corta una estrella y pégala encima de tu árbol navideño con papel reciclado.

Deja una respuesta