Alfombra de baño con toallas recicladas

En esta ocasión te traemos una excelente idea para decorar y reciclar a través de una manualidad muy sencilla. Te enseñamos paso a paso cómo hacer tu propia alfombra de baño con toallas recicladas. Dale otra vida a las toallas viejas que tienes en casa y crea una bonita alfombra ideal para decorar y mantener el equilibrio con el medioambiente.

Materiales necesarios para hacer una alfombra de baño con toallas recicladas

  • Toallas en desuso, viejas o en mal estado
  • Base antideslizante para alfombras
  • Tijeras

Procedimiento

El procedimiento de esta manualidad es muy fácil. Primero debes comenzar cortando la base antideslizante a la medida que deseas para tu alfombra. Luego selecciona todas las toallas que usarás para la alfombra. Debes decidir si la harás multicolor (para así usar cualquier toalla) o si la quieres solo de un color. 

Una vez seleccionadas todas las toallas tienes que cortar en tiras según el área de la base antideslizante (ver imagen más abajo). Debes cortar todas las tiras de la misma manera tratando de lograr que sean lo más largas posible.

Cuando ya tengas todas las tiras listas comenzarás a hilar. Para eso toma una de las tiras y átala a una de las puntas de la alfombra y comienza a pasar la tira por arriba y luego por abajo de la estera. La idea es ir rellenando todos los espacios dejando un espacio extra al final de cada linea, para dar el efecto de las orillas que puedes ver en la imagen principal.

alfombra de baño con toallas recicladas

Como es posible que no todas las tiras sean lo suficientemente largas, quizás en algunas lineas al momento de hilar te quedes corto. Si esto sucede, simplemente ata otra tira donde terminaste y sigue con el proceso.

Debes hilar dos veces por cuadro, hacia un lado y después hacía el otro, así obtendrás el resultado deseado. Una vez terminado todo el proceso de hilado quizás quede un poco recogida, por lo que es recomendable dejarla un día debajo de algún objeto pesado que la aplaste sobre una superficie plana. Por último es recomendable lavarla a mano con suavizante de ropa para que recupere su volumen.

Deja una respuesta