Tarjetas de felicitación con hojas secas

Ahora que estamos a punto de decir adiós al cálido mes de agosto, y con el la estación de verano, vamos a aprovechar para aprender a realizar unas tarjetas de felicitación con hojas secas. Esta es una manualidad muy sencilla donde evidentemente necesitaremos hojas secas, material que en el inminente otoño, podemos encontrar en cualquier calle, o parque, ya que es la estación del año en la cual los árboles pierden sus hojas.

El objetivo de esta manualidad tan sencilla, consiste en realizar tarjetas personalizadas para felicitar un cumpleaños, o cualquier otra fecha de índole especial. A los más pequeños seguro que les encantará.

Materiales necesarios para hacer tarjetas de felicitación con hojas secas

  • Hojas secas, si pueden ser de diferentes tipos y colores, mejor.
  • Pegamento o cola blanca
  • Cartulina blanca o del color que más te guste
  • Rotuladores
  • Lápices para colorear
  • Tijeras

Procedimiento

La realización de esta manualidad es francamente sencilla y el resultado es inmejorable, por lo que es una manualidad perfecta para hacer con niños de todas las edades.

En primer tienes que realizar un dibujo en la cartulina que te servirá de base. En este caso hemos elegido un árbol. A continuación, colorea la base del dibujo a tu antojo. 

Por otra parte, junta todas las hojas que has recogido y córtalas con las tijeras en trocitos pequeñitos. Las hojas deben estar muy secas para que se rompan bien. Un pequeño truco sobre las hojas. Si no están lo suficientemente crujientes, puedes meterlas en el microondas durante un minuto más o menos.

Una vez tengas una buena cantidad de trocitos, procede a pegarlas en la cartulina. En este caso, como hemos dibujado un árbol, utilizamos las hojas cortadas a trocitos para simular que son las hojas del árbol del dibujo, y también colocamos unas cuantas en la base, simulando la tierra.

Deja una respuesta